Inicio> Nuestros Tratamientos> Terapia biológica

ALIADA-11

Terapia biológica

La terapia biológica se ha constituido en uno de los avances más importantes contra el cáncer. Su uso ha venido aumentando con los años y todavía hoy mantiene un lugar destacado en las principales investigaciones e innovaciones que se realizan para tratar esta enfermedad. Más de la tercera parte de los tratamientos que realizamos en ALIADA incluyen la terapia biológica, y la tendencia crece conforme se desarrollan nuevos fármacos también denominados biológicos.

Aunque hoy no se aplica para todos los tipos o subtipos de cáncer, existen cada vez más casos donde la terapia biológica muestra resultados favorables, tanto en sobrevida como en una mejor calidad de vida durante el tratamiento. Por ejemplo, reconocidos estudios han demostrado que al combinar la quimioterapia con herceptina -un medicamento biológico clasificado como anticuerpo monoclonal- más mujeres sobreviven al cáncer de mama avanzado del subtipo HER2-positivo.

La terapia biológica ya ha cambiado la historia de algunos tipos de cáncer. Muchos investigadores aseguran que se trata de un camino todavía muy prometedor en la lucha contra esta enfermedad, mostrando un optimismo que parece estar confirmándose con la constante aparición de nuevos medicamentos biológicos. La ciencia avanza día a día y ALIADA avanza con ella para brindar a nuestros pacientes los más actuales productos y procedimientos contra el cáncer.

La terapia biológica se administra de forma oral o intravenosa, siendo esta última la forma más frecuente de administración. Por eso es también común aplicarla en combinación con la quimioterapia. En ALIADA aplicamos este tratamiento en Lima, Arequipa y Chiclayo. En los casos menos frecuentes que requieren hospitalización, el paciente recibe su tratamiento en una de las clínicas SANNA, bajo la supervisión de nuestros especialistas en dicha red de clínicas. (Puede ver la relación de clínicas en nuestras sedes)

Si desea saber más sobre las combinaciones de este tratamiento que pueden aplicarse en un tipo de cáncer determinado, indique el tipo de cáncer de su interés:

Si su interés en este tratamiento nace por un diagnóstico reciente de cáncer, le sugerimos visitar también nuestra sección Primeros pasos.

Acerca de la terapia biológica

Para tratar el cáncer, la terapia biológica utiliza organismos vivos, sustancias procedentes de estos organismos o versiones sintéticas de dichas sustancias. Estas sustancias, llamadas también medicamentos biológicos, dirigen su acción exclusivamente a las células cancerosas y pueden ser más eficaces combatiéndolas y reduciendo los efectos secundarios propios de otros tratamientos del cáncer. Sin embargo, las terapias biológicas no excluyen otros tratamientos, combinándose muchas veces con ellos para obtener mejores resultados con menores posibilidades de efectos adversos.

Los tipos de terapia biológica que llegan directamente a las células cancerosas para actuar sólo en ellas, se denominan también terapias dirigidas. Al interferir en moléculas específicas que participan en el crecimiento y diseminación del cáncer, también toma el nombre de terapia molecular o terapia dirigida molecularmente. Cuando se aprovecha la capacidad del sistema inmunitario para identificar y destruir las células dañadas, es también llamada inmunoterapia.

Entre otras, las terapias biológicas incluyen:

  • Anticuerpos monoclonales. Son elaborados con el objetivo de unirse a una única sustancia, como por ejemplo una proteína que está presente en las células cancerosas y ausente en las demás células. Hay muchos tipos de anticuerpos monoclonales para tratar el cáncer, aunque no para todos los tipos de cáncer. Actúan estimulando una reacción inmunitaria contra las células cancerosas, impidiendo su proliferación o desencadenando directamente su muerte.
  • Citocinas. Son sustancias producidas por los glóbulos blancos de la sangre que pueden estimular y regular la respuesta inmunitaria. Se pueden elaborar en un laboratorio para ayudar al cuerpo a combatir el cáncer, las infecciones y otras enfermedades. Entre las citocinas están las interleucinas, los interferones y los factores estimulantes de colonias.
  • Vacunas terapéuticas. Estas vacunas se diseñan para tratar el cáncer ya diagnosticado, enseñándole al sistema inmunológico a reconocer y combatir las células cancerosas. Pueden utilizarse con distintos objetivos: retardar o detener el crecimiento de células cancerosas, reducir el tamaño de un tumor, impedir que el cáncer vuelva a aparecer o eliminar las células dañadas que no se llegaron a destruir durante tratamientos previos. Aunque los investigadores están creando y probando vacunas en distintos estudios clínicos, en los Estados Unidos sólo se ha aprobado una para el cáncer de próstata metastásico en algunos hombres.

Primeros pasos

en caso de cáncer

doctora carracedo mini

Enfrentar un tratamiento de cáncer puede ser un proceso difícil. Para ayudarle a recorrer ese camino le mostramos los primeros pasos.